Espectacular mamífero redescubierto después de 113 años en la Sierra Nevada de Santa Marta

5/17/2011

Washington, DC — Un roedor único y misterioso del tamaño de un Cuy o Curi, no visto ni registrado desde 1898, a pesar de varios y fallidos intentos de encontrarlo, de forma inesperada y extraña de repente apareció en la entrada del albergue de la Reserva Natural El Dorado en Colombia.

 

Este magnífico y enigmático roedor conocido como el Ratón arbóreo de Santa Marta (Santamartamys rufodorsalis) fue observado durante casi dos horas, por dos voluntarios de investigación de ProAves, los cuales lograron capturar de esta forma las primeras imágenes fotográficas de esta rara criatura la cual se pensó que nunca se volvería a ver.

Este encantador roedor nocturno hizo su re-estreno al mundo a las 21:30 horas del 4 de mayo de 2011 en la Reserva Natural El Dorado, a sólo dos horas de Santa Marta, en la Sierra Nevada de Santa Marta. La Reserva fue creada en el 2005 por la Fundación ProAves con el apoyo de American Bird Conservancy, World Land Trust-US, U.S. Fish and Wildlife Service's Neotropical Migratory Bird Conservation, la Fundación Loro Parque y Conservación Internacional.

El animal fue redescubierto por Lizzie Noble y Simon McKeown — dos voluntarios de ProAves que vienen observando anfibios en peligro de extinción. El roedor poso para las fotografías permitiendo acercamientos de la cámara y retirándose calmadamente al bosque.

"Simplemente vino contoneándose hasta donde estábamos sentados y parecía totalmente impasible ante toda la emoción que estaba causando. Estamos absolutamente encantados de haber redescubierto esta criatura maravillosa después de sólo un mes de trabajo como voluntarios con ProAves. Es evidente que la Reserva El Dorado aun tiene muchos descubrimientos emocionantes los cuales aún están en espera de que sucedan ", dijo Lizzie Noble de Godalming, Inglaterra.

"Estamos muy orgullosos de que nuestra Reserva Natural El Dorado proporcione un refugio seguro y a perpetuidad para este raro y enigmático animal. El descubrimiento de esta especie es un ejemplo del por qué es importante el establecimiento de áreas protegidas, las cuales pueden garantizar un espacio para la conservación de la tan amenazada biodiversidad colombiana. También estamos orgullosos de que nuestros voluntarios hicieran el descubrimiento de la década y esperamos que los futuros eco turistas y visitantes puedan observar el Ratón arbóreo de Santa Marta ", afirmó Lina Daza, Directora Ejecutiva de ProAves.

"La Reserva Natural El Dorado representa una Arca de Noé, ya que protege a perpetuidad las últimas poblaciones de flora y fauna endémica y en peligro de extinción en la Sierra Nevada de Santa Marta. Es un tesoro viviente como ningún otro en la tierra", dijo el Dr. Paul Salaman de World Land Trust-US, que fue el científico que confirmó la identidad de la especie.

"De no haber trabajado con nuestros socios para establecer esta reserva, esta especie seguiría siendo algo que sólo se habló en las revistas científicas; ahora tenemos que seguir trabajando para tomar medidas ya que esta especie sigue siendo una parte de nuestro mundo", dijo George Fenwick, Presidente de American Bird Conservancy.

La especie fue considerada extinta, pero a causa de este hallazgo, ahora es probable que Ratón arbóreo de Santa Marta se designe como En Peligro Crítico, en virtud de los criterios de la UICN- Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza. Lo más preocupante, es que gran parte del territorio potencial del Ratón arbóreo de Santa Marta, está inundado de gatos, los cuales lastimosamente se alimentan de la fauna nativa, aumentando de esta forma aún más el riesgo de extinción para algunas de las especies endémicas, rara y nativas en la Sierra Nevada de Santa Marta.

En el año 2005, el Dr. Louise Emmons de la Institución Smithsonian, examinó las únicas muestras de piel de la rata conocida en ese momento. Se identificaron una serie de características únicas y se le asignó a la especie su propio género Santamartamys. Este animal mide unas 18 pulgadas de largo (45 cm) desde la cabeza hasta la punta de la cola, y pesa cerca de 17 onzas (459 g). Se distingue por una melena de pelo rojizo alrededor de su cuello y una cola blanca y negra.

La Reserva Natural El Dorado es conocida internacionalmente como un destino para observadores de aves y otros ecoturistas. Se encuentra ubicada entre bosques de niebla a 1.966 metros sobre el nivel del mar, a sólo dos horas en carro de la ciudad turística costera popular de Santa Marta. La reserva y las tierras adyacentes contienen la mayor concentración de especies de aves continentales con rango restringido que se pueda encontrar en cualquier parte del mundo, incluyendo las especies en peligro como el Periquito de Santa Marta (Pyrrhura viridicata) y el Ala de Sable de Santa Marta (Campylopterus phainopeplus), los cuales tienen su principal población allí. También tiene una de las mayores concentraciones de especies endémicas y amenazadas de anfibios en el mundo. La reserva se muestra como un sitio Alianza para la Cero Extinción (AZE), es por ello que se establece entre las más altas prioridades del mundo para la conservación; sin embargo, muy poco se sabe acerca de la zona. Este descubrimiento marca el inicio de un gran esfuerzo para salvar el espectacular y enigmático Ratón arbóreo de Santa Marta y a la vez anuncia el comienzo de una iniciativa mundial en busca de especies de mamíferos perdidos.

###

EDITORES: Fotos disponibles para descarga

Para obtener más información, comuníquese con:

Lina Daza (Colombia)
+57-1-340.3261 / 1-245.5134
fundacion@proaves.org


Nota a los editores:

Conservación Internacional (CI) — Centrada en una sólida base científica, con alianzas y proyectos demostrativos en el campo, CI apoya y fortalece a las sociedades para el cuidado responsable y sostenible de la naturaleza, nuestra biodiversidad global, para el bienestar de la humanidad. Con sede en Washington, DC, CI trabaja en más de 40 países de cuatro continentes. Para obtener más información, visite: www.conservation.org