ANMI GUANAY

Nueva área protegida en los Andes Tropicales

© Juan Pablo Urioste

 

 

En el municipio boliviano de Guanay, ha sido creada el Área Natural de Manejo Integrado – ANMI Guanay; un espacio de alto valor en biodiversidad, que consolida la vinculación y continuidad de importantes áreas protegidas del Corredor Madidi – Pilón Lajas – Cotapata, en el hotspot Andes Tropicales.

Con 110.837 hectáreas (32% del municipio), la nueva área protegida de Guanay posee bosques húmedos intactos en el 80% de su extensión.  Allí se cobijan gran variedad de especies endémicas (que solo se encuentran de forma natural en ese lugar) y también especies amenazadas, incluyendo al oso jucumari (Tremarctos ornatus) (VU), a la rana ojos de diablo (Oreobates zongoensis) (CR) y a la paraba verde (Ara militaris) (VU), para mencionar solo algunas.

El ANMI Guanay cumple además un rol fundamental de mantenimiento y regulación climática para las poblaciones del municipio y para toda la región sudamericana. Mediante su gestión, las comunidades que dependen de las funciones ecosistémicas de este bosque húmedo, podrán asegurar su provisión de agua para consumo y riego agrícola, asegurar su sustento, prevenir desastres naturales y aprovechar sosteniblemente sus riquezas agroforestales, turísticas y de interés cultural e histórico. “Es momento de organizarnos y planificar para que en el futuro, en 10, 20 o 30 años podamos seguir aprovechando lo que tenemos. Debemos conservar hoy nuestro pulmón (el bosque) para garantizar el agua para las futuras generaciones”, dijo Roger Tintaya, el alcalde del Gobierno Autónomo Municipal de Guanay.

Con la creación de esta área protegida municipal, se avanza hacia el objetivo estratégico de protección de áreas clave para la biodiversidad. Al respecto, Eduardo Forno, Director Ejecutivo de CI Bolivia, sostuvo: “La Amazonía está en grave peligro y cada espacio que de ella se conserva es como un respiro. Hoy Guanay nos regala un maravilloso pedazo de vida que nos alienta para continuar en nuestra lucha por la conservación de la Amazonía y  por la mitigación del cambio climático”.

El proceso de creación del área protegida municipal se basó en información científica sobre el valor de la zona para la conservación, generada por CI Bolivia y  utilizada por el gobierno local que luego involucró a las comunidades en un proceso de socialización y consultas, el cual concluye hoy con la promulgación legal del ANMI Guanay. Este proceso, basado en alianzas, fue financiado por Andes Amazon Fund y Global Wildilfe Conservation, y contó con la colaboración de Critical Ecosystem Partnership Fund y el proyecto Nuestros Futuros Bosques - Amazonía Verde, implementado con fondos de CI y del gobierno de Francia.

La promulgación del área protegida de Guanay se da en un momento crítico para el municipio, luego de haber sufrido graves inundaciones en los centros más poblados de tierras bajas, las pasadas semanas.