Área Municipal de Conservación y Manejo del Bajo Madidi

Situada en el municipio de Ixiamas del departamento de La Paz, es el Área Natural de Manejo Integrado más grande de Bolivia

© Flávio Forner

 

Basado en los análisis de brechas realizados por la Autoridad Boliviana de Áreas Protegidas (SERNAP), en colaboración con CI y muchas otras ONG nacionales e internacionales, el 90% del Área Municipal de Conservación y Manejo del Bajo Madidi es fundamental para mantener la funcionalidad de los ecosistemas, el 62% es importante para mantener la viabilidad de poblaciones silvestres de plantas y animales, y el 13% completaría la representatividad del sistema de áreas protegidas de Bolivia.

 

El municipio de Ixiamas con sus 3.7 Millones de hectáreas, es el segundo municipio más grande de Bolivia y que alberga ecosistemas únicos en un excelente estado de conservación, aunque únicamente el 15% se encuentra conservado dentro de áreas protegidas (500.000 ha. en el PN Madidi y 38.000 ha. adicionales en las áreas protegidas municipales El Tigre y Tequeje).

 

Considerando que el 60 % de esta área está conformada por bosques existe una contribución muy importante en el almacenamiento de carbono, donde las sabanas incluso llegan a almacenar de 50 a 100 veces más carbono que el bosque tropical.

 

Después de importantes esfuerzos realizados entre CI Bolivia y el Municipio de Ixiamas, con la impresionante extensión de 1.5 millones de hectáreas, el Área Municipal de Conservación y Manejo del Bajo Madidi, fue creada en mayo de 2019 bajo la categoría de Área Natural de Manejo Integrado (ANMI).

 

Según datos del Atlas Municipal de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Bolivia (2020) 65,3% del municipio de Ixiamas se encuentra en un área protegida y actualmente el Área Municipal de Conservación y Manejo del Bajo Madidi, es el Área Natural de Manejo Integrado (ANMI) más grande del territorio boliviano.

 

El municipio de Ixiamas con sus 3.7 Millones de hectáreas, es el segundo municipio más grande de Bolivia y que alberga ecosistemas únicos en un excelente estado de conservación.

 

 

© Alejandro Loayza

Las características de los ecosistemas presentes en la zona, particularmente las dinámicas hídricas de los ríos Madidi, Beni, Manurimi y Manupare, así como las sabanas, bosques ribereños y bosques amazónicos que mantienen un equilibrio ecosistémico importante resultan claves para desarrollar mecanismos de adaptación y resiliencia no solo en el municipio sino en toda la región ante los fenómenos del cambio climático tanto para las poblaciones humanas como para la propia biodiversidad.

 

El Área de Manejo y Conservación Municipal del Bajo Madidi, está cubierta principalmente por bosques (70%), tiene las sabanas naturales mejor conservadas de Bolivia y posiblemente de toda la Amazonía, cubriendo 483,000 hectáreas. En cuanto a sus bosques, la gran mayoría (600,000 ha) se clasifican como bosques intactos, con un valor excepcional por ser el refugio de la biodiversidad. De hecho, la interacción entre bosques y sabanas genera una mayor diversidad al presentar mayores oportunidades para las plantas y los animales, que tienen una mejor posibilidad de resiliencia y adaptación a diferentes condiciones ambientales.

 

 

Nuestro rol

Visualizamos un futuro donde las sociedades estén comprometidas con el cuidado de la naturaleza para su propio bienestar y el de toda forma de vida, es por esta importante razón que desde el año 2018 Conservación Internacional Bolivia trabajó arduamente para sumar esfuerzos junto al Municipio de Ixiamas para promover un Área Municipal de Conservación y mediante Ley autonómica Municipal N.-0159̷̷ 2019 de 31 de octubre de 2019, se ratifica la declaratoria y creación del área municipal, bajo la denominación Serranía del Tigre-Alto Madidi, con la categoría de Parque Municipal de Conservación y Área de Manejo Integral con una superficie de 485,81km2.

 

 

 

Algunos números

70%
Del área está cubierta por bosques
El Área de Manejo y Conservación Municipal del Bajo Madidi, está cubierta principalmente por bosques (70%), tiene las sabanas naturales mejor conservadas de Bolivia y posiblemente de toda la Amazonía, cubriendo 483,000 hectáreas. En cuanto a sus bosques, la gran mayoría (600,000 ha) se clasifican como bosques intactos, con un valor excepcional por ser el refugio de la biodiversidad
100%
Reservorio de carbono
Por la cantidad de carbono que almacena en vegetación, suelos y humedales, su contribución a la mitigación del cambio climático es enorme, así como a la protección de los seis ríos que fluyen por ella, que son importantes para la migración de peces, aves y otros animales, además de proveer de agua limpia a sus pobladores.
+ 20
especies amenazadas o en peligro de extinsión habitan en ella
Con una riquísima biodiversidad, consistente en cientos de especies de flora y fauna, esta área es un refugio crtítico para estas especies. Asimismo, los ecosistemas de pastizales y humedales que se encuentran dentro de ella están intactos debido a lo remoto de la región.

LEE EL BOLETÍN INFORMATIVO

 

 

 

 

Noticias