Protección de la naturaleza todos dependemos de alimentos, agua dulce y los medios de subsistencia

Mientras la humanidad no cumplió con proteger la vida silvestre, ahora es el momento de cambiar el curso

septiembre 17, 2020

La humanidad no logró cumplir sus  compromisos de proteger la vida silvestre, según el nuevo informe del Convenio sobre la Diversidad Biológica de las Naciones Unidas, en el que se esbozan las medidas urgentes necesarias para evitar el colapso del medio ambiente.

La quinta edición de la Perspectiva Mundial sobre la Diversidad Biológica ofrece un informe sobre los progresos realizados en relación a un conjunto de 20 objetivos -conocidos como las Metas Aichi para la Diversidad Biológica- que los países de todo el mundo se comprometieron a alcanzar en 2010 para frenar la pérdida de la diversidad biológica para este año. 

 

© Russell Mittermeier

Reconociendo los logros de la conservación en el los últimos 10 años -incluida la erradicación de múltiples especies invasoras en las islas del Pacífico y la disminución de las tasas de deforestación en determinadas zonas- el informe condena la falta general de progreso hacia la mayoría de los objetivos.

El informe llega en un momento en que los países se comprometen a alcanzar nuevos objetivos para guiar los esfuerzos de conservación durante la próxima década, el mismo plazo que los científicos han dado a la humanidad para actuar con el fin de evitar daños irreversibles a nuestro planeta.

"En los próximos 10 años necesitamos proteger y conservar al menos el 30 por ciento de la tierra y el 30 por ciento de los océanos, dando prioridad a las áreas que son más importantes para proporcionar contribuciones de la naturaleza a las personas, como los alimentos, el agua limpia, la prevención de pandemias y un clima estable", explicó Lina Barrera, Vicepresidenta de Política Internacional de Conservación Internacional.

 

© Frank Hawkins

Destacando la necesidad de aprender de las deficiencias de los objetivos de Aichi, el informe esboza ocho medidas que los países deben adoptar para transformar la relación de la humanidad con la naturaleza a una escala necesaria para prevenir la pérdida de biodiversidad, sin sacrificar los beneficios económicos. Las medidas incluyen el establecimiento de más zonas protegidas, la inversión en infraestructura ecológica en las ciudades y la aplicación de soluciones basadas en la naturaleza para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

El informe es una realidad que la pandemia ha dejado muy claro, dijo Barrera: Proteger la naturaleza es esencial para la supervivencia de la humanidad, y los países no tienen tiempo que perder.

"Ha llegado el momento de hacer inversiones ecológicas que ayuden a resolver todas las crisis ambientales mundiales a las que nos enfrentamos hoy en día: la pérdida de especies, el aumento de los desastres naturales, la injusticia racial, las pandemias y el cambio climático".