Protección de la naturaleza todos dependemos de alimentos, agua dulce y los medios de subsistencia

El café del Alto Mayo que se resiste a la pandemia

agosto 26, 2020

Por:  Katherine Fernández

A pesar de la cuarentena y el distanciamiento social, el equipo de trabajo y los socios de la COOPBAM no se han detenido.

Sin lugar a duda, la pandemia del COVID-19 ha puesto en aprietos a muchas industrias. El café es una de ellas, que sobre todo ha afectado a los países productores que han tenido que lidiar y adaptarse a la falta de mano de obra, las restricciones en el tránsito, los flujos en el comercio internacional y al incremento de costos en los procesos de cosecha y post cosecha.

 

Finca del productor Elver Rodríguez  Alva en Beirut, Amazonas. © COOPBAM

El Alto Mayo es una zona productora de café ubicada en la región de San Martín, una de las más afectadas por el virus de nuestro país. Sin embargo, la Cooperativa de Servicios Múltiples Bosque del Alto Mayo (COOPBAM), ha demostrado seguir siendo una de las principales exportadoras de cafés especiales en la zona, a pesar de la crisis.

Sus dirigentes han enfrentado este virus con la mayor dedicación hacia sus socios salvaguardando el impacto a sus economías. Uno de ellos es Idelso Fernández. Él es gerente de la COOPBAM desde el 2014, fecha en que se fundó la cooperativa, gracias al apoyo del SERNANP, Conservación Internacional y ECOAN. Llegó a la zona del Alto Mayo hace 25 años y desde entonces se ha dedicado a la producción de café.

Los esfuerzos en cuarentena

Con más de 5 mil quintales vendidos en el 2019, Idelso señala que este año la COOPBAM ha superado las cifras. “Hemos asegurado la venta de 8 200 quintales de café verde a mercados europeos y norteamericanos”, comenta.   

El éxito de estas cifras refleja historias de esfuerzo y sacrificio que realizan tanto productores como el equipo de trabajo de la cooperativa, quienes se han mantenido firmes, a pesar de los riesgos. Idelso menciona que ha tenido que dejar su casa y su chacra para vivir temporalmente en la ciudad y monitorear de cerca el trabajo de la cooperativa.  

Para adaptarse a los protocolos de seguridad y no arriesgar la salud de los productores, acopiaron el café en sectores estratégicos para evitar que los productores se acerquen a los pueblos. También evitaron el contacto con productores vulnerables o de la tercera edad; medidas que han implicado cambios en todos los niveles de gestión.

Alianzas para reducir costos

Para minimizar los sobrecostos, la cooperativa acudió a socios para sumar fuerzas y poder solventar los cambios que trajo consigo el virus.  Root Capital ha apoyado con la implementación de materiales de bioseguridad como: mascarillas, lavamanos en sus oficinas y centros de acopio, gel antibacterial y equipos de desinfección.

Por su parte, junto a la Coordinadora Latinoamericana y del Caribe de Pequeños(as) Productores(as) y Trabajadores(as) de Comercio Justo  (CLAC) se ha gestionado los costos de transporte y personal que se ha requerido durante el proceso de post cosecha. También se  benefició a 311 socios con la entrega de canastas con víveres de primera necesidad, con la prima de Comercio Justo.

 

Entrega de canastas a socios. © COOPBAM

"Seguimos Avanzando"

Como nos comenta Idelso, el trabajo en la COOPBAM sigue siendo tan duro como en años anteriores, sin embargo, el compromiso es cada vez más grande y los avances y logros también. Por sexto año consecutivo, han obtenido la certificación orgánica y obtuvieron la certificación de Comercio Justo, para los próximos cuatro años.

Por otro lado, este año Idelso Fernández, en representación de la COOPBAM, ha sido elegido para ser el presidente de la Mesa Técnica de Café de la región San Martín. Un espacio que tiene como finalidad poner en debate las principales demandas de los caficultores de la región y buscar soluciones inmediatas a los problemas del sector, buscando mejorar la producción y calidad del café de la zona.

Los resultados que está consiguiendo la COOPBAM son la cosecha de un trabajo organizado, que se ha construido en base a la confianza entre socios, dirigentes, equipo técnico y los aliados. Pese a que nadie estaba preparado para un año tan difícil como este 2020, el sistema de trabajo de esta cooperativa le ha permitido resistir a los efectos mundiales del COVID-19, y salir más fortalecidos que nunca.


Dato:

La COOPBAM fue constituida gracias a la gestión del Bosque de Protección Alto Mayo y con el apoyo de Conservación Internacional Perú, siendo una de las primeras cooperativas dentro del área natural protegida. Actualmente, la cooperativa cuenta con 463 socios y canaliza su café a mercados internacionales como Alemania, EEUU, Inglaterra, Holanda, Australia y Canadá.