Protección de la naturaleza todos dependemos de alimentos, agua dulce y los medios de subsistencia

Para ver resultados en conservación, necesitamos mirar a través de "lentes de género"

marzo 6, 2020

Nota del editor: Para lograr un resultado de conservación efectivo, se necesita una información crucial: cómo las mujeres y los hombres de la comunidad utilizan la naturaleza de manera diferente. En los mares de muchas islas del Pacífico, por ejemplo, a menudo se encuentran mujeres espigando en las aguas poco profundas, mientras que los hombres pescan en aguas más profundas- dos usos fundamentalmente diferentes de los recursos marinos. Comprender los distintos papeles y responsabilidades de mujeres y hombres y la manera en la cual la labor de conservación les afecta es fundamental para apoyar a las comunidades y hacer que los esfuerzos de conservación tengan éxito.

Para ayudar a fomentar esta comprensión y fortalecer las aptitudes del personal y de los socios,  Conservación Internacional (CI) organizó talleres pilotos de género basados en el campo en Fiji, Samoa y el Ecuador. Conversamos con Kame Westerman, asesora de CI en materia de género y conservación, y Whitney Anderson, coordinadora de género para Asia y el Pacífico, para discutir lo que todos necesitamos aprender sobre el género y la conservación.

 

Mujer buscando peces, Timor Oriental. ©World Wildlife Fund, Inc. / Matthew Abbott

¿Qué tiene que ver el género con la conservación?

Kame Westerman (KW): En primer lugar, es importante entender lo que queremos decir con género. Nos referimos a género como las características de las mujeres y los hombres -por ejemplo, normas y roles- que la sociedad ha construido. Características que varían considerablemente entre las culturas y a lo largo del tiempo. Reconocer y responder a estas diferencias es fundamental para respetar los derechos humanos y promover resultados exitosos de la conservación.

Como conservacionistas, trabajamos con las comunidades para proteger los bosques, para gestionar los arrecifes de coral, para salvar especies en peligro crítico. Para lograr con éxito los objetivos de conservación de CI y colaborar con las comunidades para realizar cambios duraderos para las generaciones futuras, debemos ser capaces de comunicarnos, educar y motivar a comunidades enteras formadas por hombres, mujeres, niños y niñas para que actúen. Comprender las diferentes necesidades y perspectivas de cada uno- cómo se comunican, cómo aprenden, qué los motiva, qué conocimiento ecológico único tienen y cómo las iniciativas de conservación pueden impactarlos- es por lo tanto vital para nuestro trabajo. 

¿Por qué fueron al campo para tener estos debates sobre el género y la conservación?

Whitney Anderson (WA): Nuestro personal basado en campo, a menudo se encuentra en el mejor lugar para entender los contextos locales de género en relación con las prioridades de conservación. Con la capacitación y las habilidades, nuestro personal es capaz de desarrollar un "lente de género" - lo que significa que pueden reconocer y responder a los diferentes componentes de género de los proyectos de conservación, asegurando que podamos diseñar nuestro trabajo de conservación para llegar a toda la comunidad.

Los talleres pilotos que organizamos en Samoa, Fiji y el Ecuador tenían por objetivo crear y perfeccionar esas aptitudes entre el personal y los asociados locales. Los talleres han demostrado ser una forma eficiente y rentable de proporcionar a los empleados de CI el conocimiento y las habilidades - la caja de herramientas - para aplicar el enfoque de género a sus proyectos de conservación.

 

Mujeres en el condado de Nimba, Liberia, realizan un baile de bienvenida. © Michael Christopher Brown

¿Qué implica un taller de género?

WA: El taller de género que se realizó con el programa de CI Samoa y sus socios fue el primero de su tipo. Junto con el personal local, Kame y yo diseñamos el taller de manera que en el transcurso de dos días los participantes aprendieran y se sintieran cómodos con los conceptos clave de género (como las definiciones de equidad de género, igualdad, análisis de género e incorporación de la perspectiva de género), exploren los roles de género y la cultura de Samoa, identifiquen cómo esos roles influyen en la forma en que los hombres, las mujeres y los niños interactúan con su entorno e identificaran puntos de entrada específicos para mejorar el éxito de los proyectos clave en el país.

Uno de nuestras asociadas que participó en el taller de Samoa, Christine Tuioti Mariner de la Sociedad de Conservación de Samoa, describió cómo el taller de género la ayudó específicamente en su trabajo: "A menudo trabajo con comunidades, y debido a la falta de comprensión de cómo incorporar el género [en mi trabajo], sentí que había una laguna para asegurar que todas las partes se consideren al diseñar un proyecto. Y si había [una brecha], sentía que a menudo no se informaba adecuadamente. El taller me proporcionó formas de asegurar que haya una consulta adecuada y la inclusión de todas las partes de género antes y a lo largo de un proyecto".

¿Cuál es el siguiente paso?

KW: Muy a menudo, tenemos el "síndrome del taller", tenemos una gran discusión, aprendemos y compartimos en un taller pero luego todo el mundo se dirige a casa y rápidamente se estanca en el trabajo diario. Al diseñar estos talleres, hicimos un esfuerzo especial para asegurarnos de que los participantes se fueran con los siguientes pasos tangibles y prácticos. Pasamos un tiempo considerable centrándonos en proyectos específicos en los que los participantes están trabajando actualmente, orientándolos para que identifiquen oportunidades para abordar el género, y desarrollando métodos culturalmente apropiados y útiles para capitalizar las oportunidades y abordar las barreras de género existentes que han identificado.

Nuestra intención es replicar estos talleres en otras oficinas de CI en todo el mundo y construir una amplia red de profesionales cualificados de la conservación con integración de género.

Varios participantes experimentaron momentos de inspiración y revelación durante los talleres, uno incluso describió sus lentes de género como "cada vez más claros". En última instancia, esto refuerza que el personal del programa está mejor situado para integrar el género en nuestros proyectos de conservación, y que talleres como estos comienzan a darles las herramientas para hacerlo.

 

Primer equipo de patrulla de mujeres en área marina protegida de la Islas Fam, Raja Ampat.  © Katie Bryden