Protección de la naturaleza todos dependemos de alimentos, agua dulce y los medios de subsistencia

Los humedales que vuelven a la vida en el Alto Mayo

marzo 2, 2017

Por Alonso Castro

Nuevas áreas de los Humedales del Alto Mayo están siendo recuperadas como resultado de las actividades de restauración ecológica, iniciadas en febrero de 2016 por el proyecto BioCuencas. Desde la fecha, se sembraron plantas forestales en dos hectáreas y media de parcelas experimentales, situadas en la margen izquierda del ríoo Mayo, en el sector Tingana.

 
Aunque el proceso d​​e restauración es gradual, se espera que en el mediano plazo, más áreas boscosas vuelvan a ser parte del paisaje de la región San Martín, haciendo frente a las amenazas de la deforestación y malas prácticas agrícolas.
 
"De acuerdo a la programación, en octubre del año pasado, instalamos una última parcela, que como la mayoría de áreas que hemos intervenido, estaba cubierta por un pasto muy agresivo y propio de áreas inundadas, llamado "nudillo" (Panicum sp.). Actualmente, realizamos el monitoreo y mantenimiento de las parcelas instaladas controlando, especialmente, el crecimiento del pasto Brachiaria para evitar que compita con los plantones forestales" explica Alonso Castro, Coordinador de Servicios Ecosistémicos de CI.
 
A través de estas labores, el proyecto BioCuencas busca regenerar el bosque aluvial inundable en el Humedal del Alto Mayo, de características únicas en el país, involucrando a los agricultores situados en la zona y promoviendo prácticas sostenibles para el manejo de sus parcelas. En esa línea, a fines de año se realizó un taller demostrativo sobre injertos en plantas frutales.
 
Para asegurar la sostenibilidad de las tareas de restauración, la asociación local ADECARAM está preparando una propuesta para asumir el mantenimiento de las parcelas piloto, una vez concluya el proyecto BioCuencas.​​​​​