Exitoso Ejemplo de Colaboración Público-Privada Demuestra la Viabilidad de los Proyectos de Compensación de Carbono Forestal
Conservación Internacional, Perú y Disney muestran que la conservación forestal es una de las mejores y más sencillas formas de proteger el planeta y sus habitantes con innovadores proyectos de compensación forestal de carbono.
​27 de marzo (Arlington, VA) – Conservación Internacional (CI) anunció hoy la verificación de su proyecto de compensación forestal de carbono localizado en el Bosque de Protección Alto Mayo (BPAM), Perú. Con capital inicial proveído por Disney en el 2009, se ha convertido en un ejemplo excelente de colaboración público-privada relacionada a un proyecto REDD+ (Reducción de Emisiones de Deforestación y Degradación Forestal). Como parte de los esfuerzos de Disney para hacer frente a su huella de carbono, CI “retiró”, con el visto bueno del SERNANP, más de 400,000 toneladas métricas de créditos de carbono a su nombre.

El proyecto, conocido como la Iniciativa de Conservación Alto Mayo (ICAM), fue validado exitosamente bajo los más altos estándares mundiales — el Estándar de Verificación de Carbono (VCS por sus siglas en inglés), y los Estándares de Clima, Comunidad y Biodiversidad (CCB) — a través de una auditoría independiente del diseño y metodología del proyecto. VCS confirmó que el proyecto ha generado más de 2.5 millones de toneladas métricas de reducción de emisiones entre 2009 y 2012, que es el equivalente de retirar 500,000 autos de las carreteras por un año. La verificación de los Estándares CCB demostró cómo el proyecto está arrojando beneficios significativos y medibles a través de la mejora de los modos de vida de comunidades locales y conservando importante biodiversidad. Al completar la verificación el año pasado, la ICAM fue el primer proyecto REDD+ en ser verificado en un área protegida, lo que abrió las puertas al financiamiento sostenible de este ecosistema crítico que sostiene los modos de vida en la región.

“La noticia de que el Bosque de Protección Alto Mayo en Perú, es hoy un proyecto de compensación de carbono forestal verificado, muestra que nuevas e innovadoras maneras de conservar los bosques, su capital natural crítico y los múltiples beneficios que proveen a las personas, están empezando a echar raíces”, dijo Peter Seligmann, Presidente y CEO de Conservación Internacional. “Este proyecto también demuestra la estupenda oportunidad para las compañías con visión de futuro, como Disney, para impactar positivamente su huella ambiental, apoyando a las comunidades y la naturaleza. Els nuestro deseo que el éxito de esta colaboración entre el sector público y privado, sirva como modelo para ser replicado en otras regiones del mundo”.

El Proyecto REDD+ se convierte en un éxito en campo para la Iniciativa de Conservación Alto Mayo

Con 182,000 hectáreas en la region de San Martín, el BPAM fue establecido por el gobierno peruano en 1987. El BPAM es un area de gran riqueza ecológica, que proporciona importantes fuentes de agua dulce a ciudades como Nueva Cajamarca, Rioja y Moyobamba (población total 883,445). También es habitat de muchas especies de plantas y animales amenazados que no se encuentran en ningún otro lugar de la Tierra, como el mono choro de cola amarilla (Oreonax flavicauda) clasificado en Peligro Crítico por la Lista Roja de Especies Amenazadas de la IUCN. Desafortunadamente, el bosque tiene dentro de sus límites una de las más altas tasas de deforestación del país, lo que a su vez afecta a los ecosistemas críticos que proporcionan múltiples beneficios a las personas. 

“La verficación es un hito importante”, dijo la Dra. Beth Stevens, vicepresidente senior de Ciudadanía, Medio Ambiente y Conservación de Disney. “Esto demuestra que nuestros esfuerzos para disminuir la deforestación para el beneficio de la vida silvestre, comunidades, y futuras generaciones están teniendo impacto”.

Reconociendo la importancia de mantener la salud de los bosques, CI en conjunto con actores locales clave establecieron el Proyecto ICAM REDD+ para enlazar valores ecológicos importantes con beneficios sociales para los habitantes del bosque, así como establecieron nuevos enfoques para la agricultura que favorezcan y no comprometan el ecosistema del bosque. El proyecto utiliza Acuerdos de Conservación, una herramienta innovadora a través de la cual se provee financiamiento directo y soporte técnico para el beneficio de las comunidades locales. Los Acuerdos han ayudado a los agricultores a mejorar sus prácticas agrícolas, así como han provisto de otros beneficios como cocinas mejoradas y botiquines para las comunidades que se han comprometido a mantener el bosque en pie. Hasta la fecha, 235 familias han firmado los acuerdos y están viendo incrementar su productividad y sus ingresos.

La quema y tala de los bosques tropicales representa una crisis global que está comprometiendo el bienestar humano, la existencia de miles  de especies amenazadas y, en conjunto, la salud de nuestro planeta. De hecho, 14 millones de hectáreas de bosques se siguen perdiendo cada año, liberando cerca del 16 por ciento de todas las emisiones de gases de efecto invernadero a nivel global, lo que es más contaminación por carbono que lo que proviene de todos los autos, camiones, aviones, trenes y barcos del mundo, todos juntos. Además, ésta pérdida masiva de bosque está socavando la disposición de servicios ecosistémicos críticos tales como el suministro de agua, protección del suelo y polinización de cultivos.

Ahora que se ha logrado la verificación, CI está liderando el desarrollo y marketing el proyecto a través un convenio con el gobierno peruano y organizaciones locales. La venta de créditos puede ser una fuente financiera sostenible para financiar la gestión y protección del BPAM a largo plazo.