Gobernanza y restauración de ecosistemas ribereños en el Alto Mayo
© CI/ Milagros Sandoval
​Taller de mapeo participativo.
© CI/ Milagros Sandoval
 

Los líderes indígenas de las comunidades awajún del Alto Mayo, dándose cuenta de los impactos negativos que el cambio climático y las prácticas insostenibles de uso de la tierra están causando sobre sus medios de vida, expresaron a CI, su interés de conservar sus fuentes de agua y restaurar las tierras degradadas a través de programas de reforestación. Estas conversaciones dieron como resultado una propuesta innovadora para la restauración de la vegetación ribereña y sus servicios ecosistémicos es liderada por CI y la Federación Regional Indígena Awajún del Alto Mayo - FERIAAM - y financiada por la Fundación Swift

La degradación de los recursos hídricos y acuáticos en las comunidades indígenas de la cuenca del Alto Mayo, que dependen en gran medida de sus bosques y ríos para sus medios de vida, ha conducido al incremento de los niveles de pobreza de las comunidades nativas.

El objetivo principal de este proyecto es diseñar un modelo participativo, basado en conocimiento tradicional y científico, para la restauración de la cobertura vegetal en las regiones más críticas de quebradas y ríos de comunidades nativas. Restablecer el capital natural es crítico para la provisión de agua, el control de la sedimentación y la erosión , mejorar la seguridad alimentaria -especialmente de los recursos acuáticos y los peces que son la fuente más importante de proteína en las comunidades indígenas-, y mitigar los impactos del cambio climático a través del control de inundaciones y deslizamientos de tierra. El modelo, que se ejecutará como piloto en la Comunidad Nativa Shampuyacu, permitirá mejorar y expandir los programas de recuperación de vegetación ribereña que pueden mejorar el bienestar humano de las comunidades indígenas contribuyendo en pos de una economía sostenible a nivel de cuenca. A futuro, se espera ampliar este modelo a las otras 13 comunidades awajún del Alto Mayo y evetualmente, de los caseríos aledaños.
 
El proyecto tiene dos objetivos específicos integrados al enfoque de CI basado en género y derechos:
 
1.     Mejorar la gobernanza y las capacidades de las comunidades indígenas para planificar, gestionar, conservar y recuperar sus recursos acuáticos y áreas ribereñas. Para lograrlo, CI y la FERIAAM implementan talleres participativos para construir capacidades en temas de gestión de recursos hídricos con comunidades nativas. Así mismo, CI trabaja con los líderes de las comunidades para articular la recuperación de la vegetación ribereña en base a los  objetivos del plan comunal de desarrollo, promoviendo el uso de conocimiento tradicional para empoderar a la población indígena en participación y planificación. Finalmente, CI facilita acuerdos a nivel comunal para la conservación de los fragmentos de vegetación ribereña existentes y la mejora de la conectividad entre estos.
 
2.     Recuperar, reforestar y proteger áreas críticas de las riveras y quebradas en territorios indígenas. Para alinear el conocimiento y prioridades de los miembros de la comunidad con el expertise científico de CI, las especies y los lugares de restauraciòn ribereña se eligen a través de instrumentos metodologicos participativos que integran ambas formas de conocimiento. Adicionalmente, estamos diseñando e implementando un vivero forestal y agroforestal para la producción de plantones nativos a ser usados en los lugares de recuperación. Las especies a utilizar incluirán especies nativas importantes para estabilización del suelo, así como necesarias para su alimentación básica y actividades económicas como la producción de artesanía, madera de construcción, entre otros. Un sistema de monitoreo comunitario determinará la supervivencia y crecimiento de las especies plantadas a lo largo de la vida del proyecto.