​​​​CONOCIENDO A ANTONIO BÓVEDA​

​​​​​​​​​​​​​​

​​​​​Images Slideshow Carousel (half page)

Carousel Configuration​

EditCarousel Title:
Edit Carousel Orientation:leftLeft
     
    EditAnchor tag for sticky nav (optional):[Optional]
    EditImage RenditionID Small:15[Optional]
    EditImage RenditionID Webkit:17[Optional]
    EditImage RenditionID Medium:18[Optional]
    EditImage RenditionID Large:19[Optional]

    Carousel Images

    Image

    EditImage:/global/peru/biocuencas/PublishingImages/Antonio.JPG
    EditImage Alt Text:Image Alt Text value
    EditCaption Title:Antonio Bóveda (al centro) en Tingana
    EditCaption Description:
    EditPhoto Credit:Adela Yarlequé
    Move UpMove Down​​
    Add another image...
    Remove this module

    ​​​​

    Antonio Bóveda es el Gerente del proyecto BioCuencas desde Octubre2015. Nacido en España, llegó por primera vez al Perú en mayo de 2007 y afirma que le gusta mucho la comida marina peruana. En esta entrevista conoceremos más sobre él. 

    Hola Antonio, ¿Cuántos años tienes y de dónde eres?

    ¡Asuuu! (risas) Tengo 37 años y soy de Valencia, España.

    ¿Cuándo y cómo llegaste al Perú?

    Llegué el 1 de mayo de 2007. Serán ya 10 años en mayo del próximo año.

    Yo estaba trabajando en Francia y haciendo un doctorado en "comportamiento animal".  Volví a España en ese momento a continuar mi doctorado y me hicieron una oferta para irme a Alemania a estudiar primates en jaulas. El presidente de la fundación, que me conocía bastante bien, pensó, "él no se va ir a Alemania a estudiar chimpancés y ver como resuelven un juego de niños"; entonces me dijo, "¿Tú te irías a Perú a llevar un proyecto de conservación sobre un primate poco conocido?". Y ¡YA!, dije "ok", y me vine para Perú en lugar de irme para Alemania (con una gran sonrisa en la cara).

    Entonces, ¿Dónde terminaste tu doctorado?

    No, se quedó a medias mi doctorado, y entendí que era mucho más interesante hacer un doctorado aquí con la gente y aprender un poco de conservación desde la base, y no en una universidad.

    Y ¿Por qué estudiaste biología?

    Porque era un "bioloco".  (Risas)

    No, en realidad porque me gustan mucho los animales, me gustan mucho.

    Y si pudieras ser un animal ¿Qué animal te gustaría ser? Y ¿Por qué?

    Un camaleón, porque cambia mucho de color. Y porque se adapta a la situación en cada momento. Creo que en la vida tenemos que adaptarnos a todas las situaciones que nos vamos encontrando.

    Y después de casi 10 años viviendo en Perú, ¿Cuál es tu plato peruano favorito?

    La papa huancaína, me gusta mucho también toda la comida marina, mucho, mucho.

    Y por las tardes libres ¿A qué te dedicas?

    (Se ríe mucho) A ver, me gusta mucho el deporte, lo debería hacer más y ahora lo veo.

    ¿Cuál es tu deporte favorito?

     Me gusta muchísimo el fútbol, jugaba al fútbol antes en pre-profesional.

    ¿Y tienes algún lugar favorito aquí en San Martín?

    Me gusta mucho Tingana, como a todos, pero también me gusta mucho el río, la zona de Tahuishco. Me gusta ir a ver pájaros, a ver tocones.

    Antonio, sabemos que llegaste al proyecto en su cuarto año de ejecución ¿Qué ha sido lo más retador de liderar esta experiencia?

    (Se refleja seriedad en su rostro y dice claramente sin titubear) "Empezar con un proyecto que era nuevo para mí, pero no para para el resto". Mi experiencia anterior había sido crear un proyecto  desde la base y con gente joven. Ahora he entrado a una organización muchísimo más grande, con un proyecto ya formado, con la gente dentro del proyecto; entonces, ya tienes que respetar y darte un sentido, esto es un poco complicado.

    En 2017 finaliza el proyecto ¿Qué planes tienes para cuando BioCuencas termine?

    Seguir ayudando a la conservación, hacer algo que me haga feliz.

    Para finalizar esta entrevista, ¿Tienes algún lema o refrán favorito que quieras compartir con el público?

    (Sonríe) A mí me gusta mucho Mandela, y decía una frase muy linda, que parece un poco pretenciosa al inicio: "Yo nunca pierdo, o gano o aprendo". Creo que  todos tenemos y debemos quitarnos ese miedo de que nos salgan mal las cosas ¿No? Si nos salen mal, has aprendido a hacer bien las cosas (vuelve a sonreír).

    Muchas gracias Antonio, gracias por tu tiempo. (Él pregunta finalmente si salió bien, yo le respondo que sí, que con esto aprenderemos un poquito más de él).