La naturaleza no necesita a las personas, las personas necesitan a la naturaleza.

3 historias que te pueden interesar: Mujeres del BPAM reciben manuales para mejorar sus productos artesanales, extinción de insectos y liberan a más de 43 mil taricayas en Pacaya Samiria

febrero 18, 2021

1.  275 mujeres reciben manual para elaboración de productos artesanales con especies del BPAM

ENTREGA DE MANUALES-1

© Ecoan

 La historia: 275 mujeres emprendedoras involucradas en la gestión y cuidado del Bosque de Protección Alto Mayo recibieron el manual: “Manos que bordan un mejor futuro” que contiene patrones para bordados y pinturas de alrededor de 90 especies de esta área natural protegida, las cuales serán mostradas en diferentes productos artesanales.

 “Estamos organizadas en 14 comités, ubicados en diferentes sectores del BPAM y desde hace algunos años tenemos promotoras que nos están enseñado a elaborar patrones de bordados y a aprovechar sosteniblemente la paja bombonaje que encontramos dentro del bosque. Ahora con este manual, mejoraremos nuestros trabajos para venderlo a mejor precio”, comenta Marilú Pinedo, presidenta del Comité de Nueva Zelandia.

El panorama general:  Para complementar el esfuerzo de los comités de mujeres, el Bosque de Protección Alto Mayo a través de su equipo de Gestión Social viene trabajando para articular estos productos artesanales a mercados que valoren trabajos sostenibles y deseen conocer más de las especies de flora y fauna de esta parte de la Amazonía peruana.

Lea la nota aquí

 

2. Los insectos están desapareciendo a una velocidad alarmante, pero podemos salvarlos

ci_93984034_Large

© Benjamin Drummond

La historia: Según un informe reciente, algunas zonas del mundo podrían perder hasta un tercio de sus poblaciones de insectos en los próximos 20 años. Desde las mariposas hasta los abejorros, los insectos se enfrentan a diversas amenazas, como la deforestación, el cambio climático, la contaminación y las especies invasoras. Los insectos, fundamentales para el sistema alimentario mundial, contribuyen al crecimiento de los cultivos polinizando las plantas, dispersando las semillas y ayudando a mantener la fertilidad del suelo. Por lo tanto, su disminución tendría consecuencias catastróficas para el planeta.

El panorama general: "Los insectos, como todo el mundo natural, están disminuyendo", sostiene Matthew Forister, ecologista especializado en insectos y coautor del informe. "Pero está claro que los insectos tienen la posibilidad de recuperarse. Es sombrío, pero no es demasiado tarde". Para evitar la extinción de insectos, los expertos afirman que los gobiernos y las empresas deben reducir drásticamente sus emisiones de gases de efecto invernadero para limitar el cambio climático, una de las amenazas más apremiantes para muchos insectos que requieren ciertas temperaturas y niveles de humedad para sobrevivir. A nivel individual, frenar el uso de pesticidas y herbicidas en el césped de los hogares también podría ayudar a salvar las poblaciones de insectos, según la investigación.

Lea la nota aquí

 

3. Liberan más de 43 mil taricayas en Pacaya Samiria

 

ci_82829638_Large 

© Pete Oxford/iLCP

La historia: Campaña “Apadrina una taricaya” logró recaudar fondos para apoyar a las familias que aprovechan esta especie en la Reserva Nacional Pacaya Samiria y ayudan a conservarla a través de grupos de manejo.  Más de 1200 personas se sumaron a la campaña y gracias a su colaboración, se logró liberar a más de 43 mil taricayas a su hábitat natural y apoyar a 72 familias que contribuyen con esta tarea de conservación.

“Hemos querido hacer esta campaña para ayudar a estos grupos a que puedan recuperar lo invertido en su trabajo de conservación, ya que ellos son nuestros principales aliados”, comenta Alfredo Neyra, jefe de la reserva.

El panorama general: Hace más de 30 años, la taricaya, especie emblemática de la Amazonía, estuvo al borde de la extinción, pero gracias al compromiso y trabajo articulado entre el Estado y las comunidades nativas, ahora viven en adecuadas condiciones de conservación y forman parte de los atractivos del turismo vivencial en la Reserva Nacional Pacaya Samiria.

La pandemia del COVID-19 golpeó a 72 familias, que no pudieron completar la venta de huevos y corrían el riesgo de perder su capital de inversión. Para ayudar a estas familias, el Comité de Gestión de la reserva, con apoyo del Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado peruano (Sernanp) lanzó la campaña “Apadrina una taricaya”.

Lea la nota aquí