Los Queremos Vivos, No Muertos – Eso Dicen los Líderes Mundiales en Acuerdo Histórico para la Protección del Capital Natural Vivo

3/13/2013

Los miembros de CITES, deciden tomar medidas contra las amenazas insostenibles a los ecosistemas y seres humanos a través de un movimiento audaz para proteger la biodiversidad de nuestro planeta, explica Conservación Internacional

 
Arlington, VA – La clausura de la 16ª sesión de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies (CITES) consagró la conferencia de Bangok como la mayor contribución a la conservación gracias a la regulación histórica del comercio internacional de cinco especies de tiburones, manta rayas y casi todas las especies de árboles palo de rosa.
 
Estas especies han sido incluidas en el Apéndice II de CITES, que no prohíbe su comercio, pero ofrece un mayor nivel de protección y regulación con respecto a su comercio internacional a través de la supervisión y la rendición de cuentas. Los tiburones oceánico, sardinero y martillo; manta rayas; y los árboles palo de rosa y ébano del sudeste asiático, América Central, Brasil y Madagascar, los cuales están gravemente amenazados por su gran valor comercial.
 
Junto con estas decisiones sobre los tiburones y la madera, durante la conferencia también se adoptaron medidas que contribuyen a un mejoramiento del manejo comercial y a la conservación de los elefantes, rinocerontes, tortugas, grandes felinos asiáticos y  cocodrilos.
 
"CITES es el acuerdo internacional más importante en la protección de una amplia gama de especies contra el comercio ilegal de vida silvestre, el cual es comparable con el tráfico de drogas en proporciones globales e impactos negativos", dijo Dr. Russell Mittermeier, Presidente de Conservación Internacional.
 
"Cuando se tiene en cuenta el daño a largo plazo generado a la biodiversidad y los ecosistemas de los que todos dependemos, probablemente este impacto sea superior al de otras actividades globales ilegales. Añadiendo estas especies de valor comercial, es un éxito que demuestra que las naciones están empezando a comprender que la pérdida adicional de dicho capital natural crítico representa una amenaza para todos nosotros".
 
El comercio ilegal de vida silvestre es un mercado negro alrededor de todo el mundo, el cual se estima que es un negocio multimillonario. También es un catalizador para otras actividades delictivas que también generan un riesgo significativo para las especies, los medios de subsistencia y la seguridad nacional en el mundo.
 
"El progreso y la buena voluntad de esta reunión contrasta fuertemente con reunión de 2010 en Qatar que hizo muy poco para reforzar la situación de los elefantes, rinocerontes en peligro de extinción o tiburones", dijo el Dr. Peter Paul van Dijk, Director del Programa de Conservación de Tortugas de CI, y líder del equipo de CI en CITES. “Todavía queda mucho por hacer por una gran variedad de especies y productos básicos en el comercio internacional, que van desde los elefantes, rinocerontes, tortugas, pangolines, los tiburones y las rayas, a los árboles palo de rosa, ébano y madera de sándalo, pero parece que cada vez más, los participantes de CITES caen en cuenta que la sostenibilidad es el único camino viable para avanzar hacia adelante. Nos vamos de Bangkok con más esperanza que con la que llegamos dos semanas atrás".
 
Tiburones y rayas
"Éste fue quizás el mayor avance para la conservación de las manta y los tiburones en la última década", dijo el Dr. Gregory Stone, Director Científico de los océanos y Vicepresidente Ejecutivo de Conservación Internacional. "Cinco especies de tiburones, oceánico, martillo, martillo gigante, martillo liso y sardinero fueron finalmente incluidos en el Apéndice II. Esta inclusión marca un precedente importante para CITES, puesto que es la primera vez que una especie afectada por la pesca industrial en alta mar ha sido incluida en un listado de CITES. Esta es una decisión transformadora ".
 
"Junto con la ballena, y los tiburones peregrino y blanco, ahora hay un total de ocho especies de tiburones, junto con especies de mantas incluidas en el Apéndice II", dijo Stone.
 
La salud de los océanos depende de las poblaciones saludables de tiburones, las cuales garantizan la salud y estabilidad de las poblaciones de peces más abajo en la cadena alimentaria. También son una importante atracción para el ecoturismo en diversos países como Sudáfrica, Ecuador e Indonesia. A pesar de estos beneficios, la sobrepesca ha llevado a una reducción drástica en el número de tiburones.
 
"El comercio internacional impulsa la sobrepesca de estas especies, y CITES es el único mecanismo internacional para regular el comercio de especies amenazadas", dijo Stone. "Sin embargo, se necesitará algo más que la regulación de CITES para salvar a los tiburones. También se deben generar reformas y mejoras por parte de las  autoridades regionales con respecto al ordenamiento pesquero y mejorar la implementación del “Port State Measures Agreement”, el cual garantiza la inspección adecuada de todas las embarcaciones”.

Madera de Lujo
"La inclusión de casi todas las especies de palo de rosa en el Apéndice II es un gran paso hacia la reducción del comercio internacional ilícito de estos árboles a nivel mundial, dijo Li Zhang, científico y miembro del equipo de CI en CITES.
 
"La creciente demanda de muebles de lujo ha dado lugar a un importante aumento de la deforestación y a una explosión de violencia alrededor del comercio ilegal de esta madera preciosa." Esta nueva inclusión requerirá que todo el comercio de estas especies sea controlado con un permiso de ahora en adelante y esta medida deberá ayudar a reducir la tasa de delitos.
 
"El comercio de palo de rosa en Madagascar y en todo el sudeste asiático, ha llevado a una crisis de tala ilegal en estas áreas durante los últimos diez años", dijo Mittermeier. "Ha sido un gran problema para Madagascar desde el golpe de Estado que tuvo lugar allí en marzo de 2009. Esta inclusión es un paso positivo para reducir la destrucción de maderas nobles de crecimiento lento que se encuentran amenazadas”.
 
Tortugas
Por primera vez, tres especies de tortugas de Norteamérica  ganaron  garantías contra la explotación del comercio internacional gracias a su inclusión en el Apéndice II, así que ahora hay 23 especies asiáticas de tortugas de agua dulce.
 
Veinte especies más de tortugas, cuyo comercio estaba regulado ya por su inclusión en el Apéndice II, fueron puestas bajo estrictos controles ya sea imponiendo una cuota cero para los animales salvajes recogidos o por su inclusión en el Apéndice I, el cual no permite el intercambio comercial en absoluto de su especie.
 
"Hay razones para ser optimistas sobre la atención que se presta a las tortugas en esta reunión de CITES", dijo Van Dijk. "El cambio de estatus para estas tortugas en CITES, también fue acompañado por un conjunto de decisiones que conducen a una mejor comprensión de los impactos que tiene comercio internacional sobre las poblaciones de tortugas, y despliega las acciones necesarias para proteger las poblaciones de la sobre-explotación".
 
Elefantes
Un reporte de CITES, presentado por el Programa de Monitoreo de la Matanza ilegal de elefantes (MIKE) en esta COP16 mostró que más de 17.000 elefantes africanos fueron cazados furtivamente por su marfil en 2011, donde la cifra inicial de 2012 era aún peor.
 
Mientras tanto, la pérdida del 60% de la población del elefante africano de bosque fue confirmada por un trabajo de investigación cofinanciado de CI, que fue publicado en PLOSONE la semana pasada. Por esta razón, los participantes de CITES y los científicos involucrados insistieron a los países consumidores a reforzar el control y el manejo sobre el mercado nacional de marfil y tomar medidas para reducir la demanda.
 
CITES
Organizada en Tailandia, este año la conferencia CITES fue un gran éxito. Durante este año histórico, el Primer Ministro, Yingluck Shinawatra, anunció el fin del comercio de marfil a nivel nacional, fortaleciendo aún más la historia de Tailandia en pro de la conservación de la biodiversidad y de los servicios ecosistémicos mejorando al mismo tiempo el bienestar de su gente.
 
CITES se reúne cada tres años para discutir la forma de mejorar la regulación del comercio de plantas y animales y así asegurar la supervivencia de más de 35.000 especies. A partir de la COP16, 177 gobiernos son participantes de CITES, los cuales representan a la sociedad civil de sus respectivos países, empresas, organizaciones no gubernamentales y comunidades indígenas.
 
###
 
Contenido disponible para los medios (***favor de colocar crédito a las imágenes***)
Fotos disponibles para descarga: http://bit.ly/13V2ByO
 
Nota a los editores:
Conservación Internacional (CI) — Centrada en una sólida base científica, con alianzas y proyectos demostrativos en el campo, CI apoya y fortalece a las sociedades para el cuidado responsable y sostenible de la naturaleza, nuestra biodiversidad global, para el bienestar de la humanidad. Fundada en 1987, CI tiene su sede en la región de Washington, DC, y cuenta con alrededor de 900 trabajadores laborando en más de 30 países de cuatro continentes, además de contar con más de 1000 socios alrededor del mundo. Para obtener más información, visite: www.conservation.org y síganos en Twitter: @ConservationOrg or Facebook: www.facebook.com/conservation.intl