Descubren nueva especie de mico zogui zogui en la Amazonía colombiana
 
 
Bogota — Una reciente expedición científica a Caquetá sorpresivamente reveló una nueva especie de mico zogui zogui (Callicebus caquetensis), anunció hoy Conservación Internacional. No obstante, investigadores de la Universidad Nacional de Colombia quienes descubrieron el nuevo primate, consideran que probablemente se encuentre críticamente amenazado debido a la destrucción del bosque donde habita y al reducido tamaño de su población.

El descubrimiento, descrito en la revista Primate Conservation, fue hecho por los profesores Thomas Defler y Marta Bueno, y el estudiante Javier García, después de una expedición al departamento de Caquetá, cerca a la frontera con Ecuador y Perú, en 2008, más de tres décadas después de que el renombrado experto en comportamiento animal Martin Moynihan visitó el área y mencionó en sus observaciones que probablemente era una nueva especie.

Por muchos años, fue imposible viajar al río Caquetá debido a la inseguridad reinante. Cuando la violencia decreció hace cerca de tres años, Javier García, un nativo del Caquetá, pudo viajar al alto río Caquetá, y usando GPS, buscando a pie y escuchando las vocalizaciones, encontró 13 grupos de la nueva especie. Los micos zogui zogui o tocones como grupo tienen una de las más complejas vocalizaciones en el reino animal y la utilizan cada mañana para marcar su territorio.

“Este descubrimiento es extremadamente emocionante porque habíamos escuchado acerca de este animal, y por un largo tiempo no pudimos confirmar si era diferente de otros zogui zoguis. Ahora sabemos que esta es una especie única, y muestra la rica diversidad de vida que aún queda por descubrir en la Amazonia ” dijo el Dr. Defler.

El Callicebus caquetensis tiene el tamaño de un gato. Su pelaje es de color grisáceo-café, pero no tiene la banda blanca en su frente, como muchas otras especies de Callicebus más cercanamente relacionadas con él. Su larga cola esta moteada de gris, y tiene una frondosa barba roja en sus mejillas. Opuesto a la mayoría de los primates, los micos zogui zogui del Caquetá (y probablemente todos los miembros de este género de primates) son monógamos – ellos establecen relaciones para toda la vida y frecuentemente se puede ver las parejas sentadas en una rama con sus colas entrelazadas. Ellos tienen una cría por año y, cuando las crías llegan, los padres normalmente obligan al mayor de los hijos a abandonar el grupo, para permitirles concentrar su atención en el recién nacido. Los grupos familiares de esta especie permanecen juntos en grupos de hasta cuatro individuos y pueden observarse en los árboles cercanos a algunos de los principales ríos en el Caquetá.

Pero la recién descubierta especie está luchando para sobrevivir. Se estima que menos de 250 zogui zoguis del Caquetá existen – una población saludable debería contar con algunos miles. La principal razón para un número tan reducido es la degradación de los bosques en el área, los cuales han sido talados para actividades agrícolas. Es muy peligroso, y a veces imposible, para estos animales moverse a otros parches de bosque, pues para alcanzarlos tienen que cruzar sabanas de pastizales o peligrosas cercas de alambre.

¨Este hallazgo es particularmente importante pues ello nos debe traer a la memoria que no solo debemos celebrar el enriquecimiento de nuestra biodiversidad, sino urgentemente adelantar acciones novedosas y prácticas para preservarla, dijo José Vicente Rodríguez-Mahecha, Director Científico de Conservacion Internacional- Colombia y Presidente de la Asociación Colombiana de Zoología_ACZ. “Es de vital importancia establecer o ampliar las reservas existentes en el Caquetá, si deseamos que este animal endémico para el país y por ello único para los colombianos coexista con otras especies igualmente amenazadas en el área.”

Tanto el pequeño tamaño de su población y el hábitat fragmentado deberían ser argumento para clasificar a Callicebus caquetensis como una especie Críticamente Amenazada (CR), de acuerdo a los criterios de la Unión Internacional Para la Conservación de la Naturaleza (UICN), lo cual significa que enfrenta un extremadamente alto riesgo de extinción en el medio silvestre en el inmediato futuro.

Esta preocupación es compartida por la nueva Ministra de Medio Ambiente, Sandra Bessudo, quien expresó: ¨El país no puede seguir asumiendo el riesgo de perder sus valores naturales que aún sobreviven. El esperanzador hallazgo de este bellísimo animal nos debe servir de aliciente para tomar las medidas más adecuadas para garantizar su preservación. Dentro de las prioridades del ministerio se encuentra el fortalecery actualizar todo lo pertinente a las especies amenazadas del país y a promover acciones dentro de la institucionalidad gubernamental y no gubernamental para que podamos garantizar su supervivencia.

La investigación liderada por el Dr. Thomas Defler fue financiada por el Primate Action Fund de Conservación Internacional y la Iniciativa de Especies Amenazadas de Conservación Internacional Colombia (establecida en honor a la memoria del bien conocido biólogo y naturalista Jorge Hernández Camacho), el Fondo para la Acción Ambiental y la Niñez y la Fundación Omacha.

Fotos disponibles aqui: http://bit.ly/9EduLE