Conservacionistas peruanos reciben reconocimiento por aportes al resguardo de la riqueza natural del país
Cuarta Edición del Premio para la Conservación “Carlos Ponce del Prado - 2012”
La Fundación Blue Moon, Conservación Internacional y PROFONANPE entregaron esta noche los galardones del Premio para la Conservación “Carlos Ponce del Prado 2012, el cual tiene por objetivo reconocer a personas que trabajan activamente en el campo de la conservación de la diversidad biológica de nuestro país. La ceremonia de premiación contó con la presencia del Ministro del Ambiente, Manuel Pulgar-Vidal, y el Jefe del Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas – SERNANP, Pedro Gamboa.
 
Los ganadores de 2012 son tres destacados conservacionistas quienes desde sus respectivos campos de acción, vienen dedicando sus talentos y esfuerzo en resguardo del patrimonio natural del Perú. Los galardonados para las categorías del premio son, en Artífice de la Conservación, Luis Alfaro; en Guardaparque Destacado, Luis Nizama; y en Joven Profesional Destacado, Diego García, quienes recibieron un incentivo económico en efectivo de 5.000 y 2.500 dólares, respectivamente.
 
Diego García Olaechea – Joven Profesional Destacado
Siempre mostró interés por la conservación e investigación de la fauna silvestre amenazada de su región.  En el 2003, junto con otros compañeros, inició estudios de las poblaciones de aves y mamíferos marinos en Isla Foca (Piura). Con su trabajo presentado en el 2008, durante el VI Congreso Nacional de Ornitología, Isla Foca es reconocida como un Área de Importancia para la Conservación de las Aves (Important Bird Areas, IBA), identificada por BirdLife International como globalmente importante para la conservación de especies de aves y sus hábitats. El año 2010, en coordinación con el Gobierno Regional de Piura, preparan un Expediente Técnico justificatorio para que el Ministerio del Ambiente, a través del Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas, reconozca a Isla Foca como una Zona Reservada. Ese mismo año obtuvo una beca completa del Servicio Nacional de Parques de Estados Unidos, en el programa de monitoreo de aves del Klamath Bird Observatory (KBO). Trabajó monitoreando 14 estaciones de anillamiento de aves entre el sur de Oregon y el norte de California, obteniendo los certificados de Anillador y Entrenador de Anillador, otorgados por el North American Banding Council (NABC).  Desde el 2009 hasta la actualidad se desempeña como investigador asociado a la división de Ornitología de CORBIDI, dirigiendo la estación de anillamiento de Aves de la Universidad de Piura.
 
Luis Nizama Paredes – Guardaparque destacado
Tiene 32 años de experiencia trabajando en la conservación de la Reserva Nacional de Lomas de Lachay, donde empezó desempeñándose como obrero forestal y desde el año 1983 pasó a ser guardaparque oficial. Fue reconocido como uno de los guardaparques más antiguos en el 2003 por PROFONANPE y ha colaborado activamente en la logística para el desarrollo de capacitaciones a otros guardaparques. Además, ha apoyado a otras áreas protegidas como la Reserva Nacional de Paracas, Santuario Nacional Los Manglares de Tumbes, la Zona Reservada Lomas de Ancón, el Santuario Histórico Chacamarca, el Santuario Nacional de Huallay, el Parque Nacional Huascarán y la Reserva Nacional de Tumbes. Viene desarrollando funciones de control y vigilancia, monitoreo de la diversidad biológica, control de sobrepastoreo, educación ambiental y participación activa en proyectos de investigación de universidades nacionales y extranjeras.
 
Luis Alfaro Lozano - Artífice de la Conservación
Es meteorólogo de profesión de la Universidad de Buenos Aires, universidad en la cual estudió gracias a una beca de la Organización Meteorológica Mundial brindada por el SENAMHI en 1984, habiendo estudiado Ingeniería Geográfica en la Universidad Nacional Federico Villareal. Ha dirigido en tres oportunidades en Sistema Nacional de Áreas Protegidas del Perú y es ex integrante del Directorio del Consejo Nacional del Ambiente (CONAM). Cuenta con una amplia experiencia en el desarrollo de marcos normativos de gestión ambiental, colaborando en la elaboración del Reglamento de la Ley de Áreas Protegidas. Dirigió el Programa Protección de Áreas Naturales y es miembro de la Comisión Mundial de Áreas Protegidas de la UICN y consultor en áreas protegidas para la UNESCO. También asesoró a la Dirección Ejecutiva de AgroRural y trabajó en 1994 en la conformación de la oficina de Preservación del Medio Ambiente de Loreto. Actualmente trabaja en el SENAMHI como asesor hidrometeorológico de la Presidencia Ejecutiva.
 
El “Premio para la Conservación Carlos Ponce del Prado” fue creado en honor y en reconocimiento al ilustre conservacionista peruano Ing. Carlos Ponce del Prado, quien dedicó su vida a la conservación de la diversidad biológica del Perú y del mundo. Pionero de la conservación, impulsó la creación e implementación de un Sistema Nacional de Áreas Naturales Protegidas Peruano. Co-fundador de Conservación Internacional, fue consultor permanente de la FAO, UNESCO, el Banco Mundial, WWF, miembro emérito de PRONATURAEZA (Fundación Peruana para la Conservación de la Naturaleza), Presidente de ACCA (Asociación para la Conservación de la Cuenca Amazónica) y otras organizaciones afines.
 
El Ing. Luis Espinel, Director Ejecutivo de Conservación Internacional Perú, declaró que “este premio es una forma de continuar con el trabajo que el Ing. Carlos Ponce realizó durante tantos años, pues su compromiso y dedicación motivó a nuevos profesionales a trabajar por la conservación. El objetivo de este premio es incentivar y reconocer a estas personas”. Carlos Ponce cultivó y aplicó el arte de la eco-diplomacia para impulsar la conservación de la naturaleza siempre con una visión sin fronteras, donde la naturaleza y los seres humanos podamos convivir en armonía.
 
A raíz de su sentida partida el día 9 de septiembre de 2007, sus amigos y colegas decidieron promover la creación de este premio con el objetivo de reconocer no sólo su legado, sino también el trabajo de quienes se dedican a la conservación en el Perú.

Este premio es posible gracias al aporte de la Fundación Blue Moon y Conservación Internacional, así como al apoyo de PROFONANPE.