Corredores de Conservación
 
 
 

Los corredores de conservación conectan las áreas protegidas y los territorios alrededor de ellas, promoviendo que las actividades humanas en la zona se realicen de manera sostenible, es decir, sin destruir los recursos naturales, beneficiando a los pobladores locales y a las naciones.

Los corredores de conservación ofrecen una nueva manera de combinar conservación con desarrollo sostenible, reduciendo la continua destrucción de nuestra biodiversidad. Son una herramienta flexible de planificación que conecta áreas protegidas a través de una combinación de usos de la tierra.

Objetivos de un Corredor de Conservación:

  • Conectar las áreas protegidas entre sí evitando que las poblaciones de animales y plantas que habitan en ellas permanezcan aisladas
  • Integrar la gestión de las áreas protegidas con su entorno socioeconómico y político
  • Crear oportunidades para proyectos de conservación y desarrollo
  • Promover la integración de regiones y países.
  • Promover actividades económicas que beneficien a las poblaciones locales y mantengan una relación armoniosa con el medio ambiente.