Conservación Internacional organizó taller sobre impactos de megaproyectos de infraestructura vial
 
El 26 y 27 de enero pasados, Conservación Internacional (Bolivia y Perú) y el Critical Ecosystem Partnership Fund - CEPF desarrollaron el “Taller binacional de intercambio de experiencias de monitoreo socioambiental de las carreteras de la Interoceánica Sur (Perú) y el Corredor Norte (Bolivia)” en la ciudad peruana de Puerto Maldonado, en Madre de Dios. En esta reunión, se contó con la presencia de más de 40 socios locales peruanos y 23 bolivianos, quienes asistieron con la finalidad de intercambiar lecciones aprendidas sobre el desarrollo de infraestructura vial en la Interoceánica Sur en Perú y el Corredor Norte en Bolivia.

La carretera Interoceánica Sur es una infraestructura regional que une Brasil y Perú y a pesar de los beneficios que trae en cuanto a comunicación y comercio, ha generado impactos negativos para la biodiversidad y poblaciones de Madre de Dios debido al incremento de la migración hacia la zona, la deforestación y la minería ilegal. Impactos similares se esperan en las zonas donde se construye el Corredor Norte en Bolivia. Ante estos acontecimientos, con apoyo del CEPF, la sociedad civil en ambos países está trabajando para monitorear y mitigar  esos impactos.

Entre las actividades realizadas en Perú en este tema destacan el trabajo con el uso sostenible de la castaña, el desarrollo de un sistema de monitoreo web para la deforestación, los resultados de un monitoreo social de los impactos de la carretera y el proceso del Grupo de Trabajo de la Sociedad Civil para la Interoceánica Sur. Por otro lado, Bolivia presentó  el monitoreo de la deforestación asociado al Corredor Norte,  el  monitoreo de los impactos socioambientales de la  pavimentación de carreteras  y las medidas de mitigación a través del  manejo de cacao y la producción artesanal. Finalmente, Odebrecht, empresa encargada de la construcción del tramo sur de la carretera, expuso acerca del área de responsabilidad social y el manejo que ha tenido.

Como parte del taller, el 27 de enero, se realizó una visita de campo al Corredor Turístico Bajo Tambopata en la que la delegación de Bolivia y los socios locales de Madre de Dios tuvieron la oportunidad de conocer las actividades de economía sostenible que se desarrollan con la finalidad de proteger la zona de amortiguamiento de la Reserva Nacional de Tambopata, la cual es cercana a la carretera. En el recorrido se permitió la interacción con diversos tipos de actividades: recorridos interpretativos y actividades de recreación, de turismo rural comunitario y de cuidado del medio ambiente.