La conservación vale la pena
© CI/Fotografía por Linda Yun 
Molly Bergen
 
Muchos años atrás en una comunidad de Camboya llamada Chumnoab, las limitadas oportunidades económicas condujeron  a sus pobladores a regularmente talar los bosques para la agricultura, así como a la caza indiscriminada de especies exóticas para el comercio ilegal, cada vez que se enfrentaban a la pregunta diaria de  supervivencia, el tema de conservación no estaba dentro de sus opciones.

Las comunidades locales en su mayoría, no escogen proteger los ecosistemas a menos que los esfuerzos en conservación los beneficien de manera directa. A través del desarrollo de los acuerdos de conservación, CI y Representantes del Programa de Conservación junto a CI Camboya están empoderando a la población de Chumnoab y otras comunidades de las montañas de Cardamomos  a tomar decisiones que protejan los recursos naturales que se encuentran en estado crítico, al mismo tiempo que reciben incentivos inmediatos para su desarrollo económico.


Destrucción del Bosque de Cardamomos

Conocido como uno de los últimos lugares de vida salvaje del sudeste asiático, los bosques de las montañas de Cardamomos juegan un rol crucial para especies endémicas como el cocodrilo siamés (Crocodylus siamensis), así como para las comunidades que se encuentran en el oeste de Camboya. Estas montañas reciben las mayores precipitaciones en el país; múltiples ríos atraviesan sus selvas profundas y se filtran en las tierras bajas para sostener la temporada de pesca del lago Tonle Sap. Las llanuras del lago son además  el combustible para la producción agrícola durante todo el año, el cual sirve de alimento a 3 millones de personas.

Esta interconexión que existe entre los bosques y los ecosistemas de agua dulce significa que la continua destrucción en las montañas no solo traerán consecuencias para las comunidades aledañas como la de Chumnoab, sino que acarrearán otros impactos secundarios, incluyendo el aumento de inundaciones durante la estación de lluvia y además durante la época sequia se producirá una reducción en la actividad pesquera y así como la perdida de oportunidades para realizar ecoturismo.    


Cómo funcionan los acuerdos de conservación

El programa de Conservación de CI comenzó a trabajar en Camboya en el año 2006 y ahora está trabajando a través de CI-Camboya para aplicar los acuerdos de conservación en seis comunidades. Estos acuerdos se negocian  con la población local por los cuales las comunidades reciben beneficios específicos a cambio de participar en actividades de conservación.

Los acuerdos de conservación son adaptados a las condiciones y necesidades locales, en Chumnoab, primero se realizó un análisis para determinar el valor por el cual las comunidades renunciarían a frenar la deforestación y la caza ilegal en sus tierras, por lo que después se procedió a reunirse con los  líderes de la comunidad para determinar las necesidades más importantes para el desarrollo de su pueblo.

Beneficios para la Comunidad

Desde el inicio del proyecto, los miembros de la comunidad de Chumnoab han protegido alrededor de 20.000 hectáreas, así como han eliminado miles de trampas de caza en el bosque. Bajo esta incremento de protección, la población local del cocodrilo siamés se ha incrementado en más del 10 por ciento y otras especies amenazadas como el pato de alas blancas (Cairina scutulata)  se ha podido observar que han regresado a estas areas protegidas.

Además de los beneficios en conservación, se han producido otros cambios positivos para la comunidad de  Chumbnoab y otras comunidades aledañas como resultado de los acuerdos de conservación, incluyendo:

- El acceso a métodos agrícolas mejorados y a la tecnología: búfalos de agua y tractores grandes han ayudado a los agricultores a rehabilitar los campos de arroz degradados, lo que elimina la necesidad de convertir los bosques en tierras agrícolas adicionales. Además, los agricultores están utilizando tractores pequeños conocidos como mulas mecánicas para mantener los arrozales, así como para el transporte y el suministro de electricidad para los eventos especiales de la comunidad.

- Educación: al proporcionar un complemento salarial fiable para 13 docentes de la región, el programa de conservación ha contribuido a mantener las escuelas cercanas con personal durante todo el año, lo que eleva las oportunidades educativas para los niños locales.