​​​​​​​​

​​​​​​​Amantes del café: Despierten y sientan el aroma del cambio climático​

por SOFFIE BERTAZZO

coffee1.jpg


Tu café no es inmune al cambio climático.​ Al contrario: El aumento de la temperatura, las sequías y los cambios de patrones del clima están causando que algunas de las principales áreas propicias para la producción de café en el mundo, se vuelvan menos aptas para su cultivo. Un nuevo informe del Climate Institute muestra que estos efectos del cambio climático tienen el potencial de reducir las zonas cafetaleras a la mitad. Cómo esto afectará la producción de café y a los caficultores –incluyendo a los más de 120 millones que dependen de la economía de café para su sustento ​- variará según la región. A continuación, algunos de los impactos del cambio climático que podremos ver para el 2050.

1.      Las regiones productoras de café están cambiando

coffee2.png 

coffee3.png

El café, como todos los productos agrícolas, depende de la naturaleza para prosperar. Necesita agua  (se estima que para producir una taza de café promedio se requieren 140 litros de agua). Necesita suelo que no haya sido inundado, erosionado o degradado. También depende de temperaturas constantes – el café es particularmente sensible al aumento de temperatura, lo cual reduce su crecimiento, floración y fructificación y lo hace más sensible a las plagas y enfermedades​. E igual de importante, el café depende de los caficultores; millones de personas a lo largo del trópico. Pero, dado que la mayoría de ellos son pequeños productores, su habilidad para adaptarse al cambio climático es limitada.

"Estamos enfocados en trabajar para lograr el balance entre la salud del medio ambiente y la viabilidad económica de los millones de agricultores que cultivan nuestro café," dice Bambi Semroc, experta en café de Conservación Internacional (CI). "Sabemos que tanto la naturaleza como las personas se enfrentan a grandes amenazas asociadas al cambio climático. Pero también sabemos que al trabajar juntos a través de la industria, podemos cultivar café de forma que proteja a los bosques, agricultores y la viabilidad de las plantaciones a largo plazo."​


​El café necesita de la naturaleza​​​


2. Forzadas a expandirse, las plantaciones de café causarían deforestación

coffee4.png

Para satisfacer el incremento proyectado en la demanda de café de 50% a 150% para el 2050, la oferta necesitará incrementarse entre 4 a 14 millones de toneladas. Dado que el 60 por ciento de tierra apta para el cultivo de café está cubierta por bosques, y solo el 20 por ciento de esas tierras están protegidas, el riesgo de deforestación para crear o expandir cafetales es alto. Los bosques son clave para combatir el cambio climático, y al tiempo que árboles nativos son talados para instalar cafetales, los agricultores y sus cultivos enfrentarían intensificados los efectos del cambio climático. Hoy en día, la Amazonía Andina, América Central y el Sudeste Asiático enfrentan la mayor amenaza de deforestación para producción de café.


3.  El cambio climático haría que los caficultores migren

coffee5.png


coffee6.png

Estos mapas del Perú muestran que las tierras favorables para el cultivo de café limitan con hotspots o puntos críticos de alta biodiversidad. Mientras las áreas favorables se reducen, las áreas sobrantes para cultivo se sobreponen a los hotspots. Si los genetistas no son capaces de producir nuevas variedades que se adapten a climas más cálidos, o si las prácticas que mitigan el cambio climático no pueden implementarse en las chacras, los caficultores se verán forzados a mudar sus plantaciones a paisajes más fríos y húmedos.​


¿Existe un futuro sostenible para el café?

CI  está liderando una Alianza de negocios y organizaciones que trabajan en el rubro del café –caficultores, intermediarios y países) para producir café al tiempo que se garantiza la prosperidad y bienestar de los caficultores y se conserva el medio ambiente. Llamada "Sustainable Coffee Challenge" (SCP)​, la Alianza está dedicada a asegurar que el café sea el primer producto agrícola sostenible. Un socio fundador de la SCP es Starbucks, cuyo trabajo con CI ha resultado en que el 99% de su café proceda de fuentes sostenibles.

La empresa está proporcionando nuevos plantones de café para reemplazar aquellas afectadas por las plagas y brotes de enfermedades  a lo largo de México, El Salvador y Guatemala a través de su programa "Un árbol por cada bolsa". En otro desafío solidario, el tostador Holandés Pelican Rouge está liderando programas educativos que proveen nuevos equipos para los alumnos y capacitación docente, además del programa "Semillas para el desarrollo" en Metagalpa, Nicaragua.

Estos compromisos y otros por venir, acercan al planeta a un futuro donde nuestra taza matutina de café no llegue a expensas de la naturaleza. ​